«A partir de los 40 años hay que hacerse una colonoscopía todos los años».

FALSO. La recomendación general es realizar un estudio diagnóstico a partir de los 50 años, edad en la que aumentan las probabilidades de desarrollar la enfermedad. En algunos casos con antecedentes (personales o familiares) puede recomendarse un control desde edades más tempranas.

 

«El cáncer de colon afecta sólo a los hombres».

FALSO. El cáncer de colon afecta, casi por igual, a hombres y a mujeres.

 

«El cáncer de colon es terminal».

FALSO. De hecho, el cáncer de colon es uno de los pocos que tiene cura. Pero, para ello, es fundamental el diagnóstico temprano. Detectado a tiempo puede curarse en más de un 90% de los casos.

 

«Si no hay síntomas, no hay que preocuparse».

FALSO. El cáncer de colon es un tipo de cáncer totalmente asintomático hasta la etapa avanzada. Por ello, es primordial el control médico y de los estudios de prevención.

 

«El cáncer de colon sólo se cura mediante cirugía».

FALSO. En etapas tempranas de su desarrollo es tratable vía endoscópica, favoreciendo el tratamiento ya que se evita, además, cualquier riesgo adicional producto de lo que implica una cirugía.

 

«No hay nada que una persona pueda hacer para evitar el cáncer colorrectal».

FALSO. La alimentación rica en frutas y vegetales y baja en grasas y carnes rojas, la actividad física regular, el mantenimiento del peso corporal, evitar el tabaco y la ingesta de alcohol ayudan a reducir el riesgo de padecer la enfermedad.

 

«Los estudios son dolorosos».

FALSO. La colonoscopía es realizada por profesionales especializados y con sedación; por lo cual, el paciente no experimenta dolor alguno. En el mismo estudio se extirpan los pólipos previniendo el cáncer de colon.

WhatsApp chat